Tarde

Mis ojos ya se asustaron 

Pues las horas pasaron

Y ahora todo va a la deriva.

La vida la siento cuesta arriba 

En estos último días

Que han tomado oficio de rival contra el tiempo.

las manecillas del reloj me empujan

Enfadadas y deprisa

como la Monalisa

No buscan sacar de mi una sonrisa.

Buscan que maniobre

que me multiplique? Que me divida?

no se que pretenden las infelices

en estos días de atardeceres grises

grises, porque no veo otro color

Es el único que atrapo

Cuando le pego a la alarma 

Que me grita, me resucita de mi muerte diaria

Una muerte de la que no deseaba levantar

Porque vivimos a la prisa

O deambulamos

pues realmente solo somos zombies acelerados

Sin rumbo real alguno

perdiendo el arcoiris de vista cada día

Y junto a esto el verdadero sentir de vida

Mientras los segundos continuan aplastando

y asfixiando 

A todo aquel que va tarde

Tarde para ser.

Advertisements
Standard